Un laberinto peculiar

Todos jugamos alguna vez con una hormiga u otro bicho similar, ya sea para matar un poco el ocio o como una mera distracción.  Lo cierto es que algunos bichitos son más “simpáticos” que otros a la hora de jugar, y esto define un poco lo entretenido que puede llegar a ser.  Lo que sigue, sin embargo, se excede a todos los parámetros…

Por más que le doy vueltas, todavía no logro explicarme qué hay en la línea de tinta que le impide al bichito seguir caminando. Curioso por donde se lo mire.

Did you enjoy this post? Why not leave a comment below and continue the conversation, or subscribe to my feed and get articles like this delivered automatically to your feed reader.

Comments

No comments yet.

Leave a comment

(required)

(required)