Lo que no se dice de los termómetros de mercurio

Todos hemos utilizado alguna vez un termómetro de mercurio para controlar nuestra temperatura.  Estos son muy fáciles de conseguir en cualquier farmacia, y su precio resulta en general bastante económico, por lo que usualmente son los más utilizados domesticamente.

termometro

Lo que la mayoría de la gente no sabe al respecto, es que el mercurio es un metal altamente nocivo para la salud, al punto de que la pequeña cantidad contenida dentro de un termómetro es capaz de contaminar a los peces de un lago de nada menos que ocho hectáreas.

Esto ha llevado que desde el año 2006 se prohibiera en toda Europa y América Latina el uso de instrumentos con mercurio dentro de los hospitales, al mismo tiempo que se está intentando regular cada vez más el uso de este metal para los distintos usos médicos en general.

El mercurio afecta la vista, la sensibilidad y la motricidad, y en el caso de embarazadas puede provocar malformaciones en el feto.  Cada año mueren entre 50,000 y 70,000 personas a causa de una contaminación por mercurio.

En caso de que un termómetro de mercurio se rompa, es importante no limpiarlo con escobas o aspiradoras, ya que el mismo podría quedar pegado a estas y expandirse luego por todo el hogar.  De la misma forma, es importante usar guantes al limpiarlo y evitar utilizar cualquier reloj u otros objetos metálicos a los que pudiera quedar pegado.

Did you enjoy this post? Why not leave a comment below and continue the conversation, or subscribe to my feed and get articles like this delivered automatically to your feed reader.

Comments

No comments yet.

Leave a comment

(required)

(required)